Dependencia de las redes sociales

¿ Crees que dependes de las redes sociales ?

Una de las cosas más importantes en las redes sociales es saber qué uso debemos darles.

  Ayer saltaba la noticia a los medios, en Uganda las redes sociales han dejado de ser gratuitas. Desde que su Gobierno  anunció que iba a empezar a cobrar una tasa por su uso , los ugandeses se han quedado desconectados. De modo que ayer a media noche quien no hubiese pagado, ya no podía tener acceso de forma gratuita. Esta noticia ha generado un debate muy interesante sobre la dependencia que actualmente existe en la sociedad  ¿ Tú crees que dependes de las redes sociales ? No podemos negar que vivimos  un momento en el que todo se expone. Se ha generado una nueva manera de mostrar   todo tipo de información personal, hasta el punto de que parece que si no lo compartes, no ha existido. Las redes sociales forman parte de nuestra vida diaria. Las podemos usar para informarnos, para buscar trabajo,  para conectar con nuestra familia y amigos.  Podemos usarlas  para hacer crecer nuestro negocio, e incluso para encontrar pareja.  Pero  las redes sociales también pueden ser un arma de doble filo si dejamos que influyan en nuestra vida de forma excesiva. A este respecto, hace un par de semanas  que la compañía telefónica Orange lanzó a través de su cuenta de twitter este interesante vídeo . El montaje nos hizo reflexionar y que en pocas horas se convirtió en viral. ¿Hasta dónde crees que se puede llegar por conseguir unos likes? Muchos usuarios no nos detenemos todo lo que deberíamos  a pensar en los riesgos a los que nos exponemos al compartir información personal . ¿ Sabías que muchos ladrones  espían a sus posibles victimas a través de las redes para saber, por ejemplo, cuando se van de vacaciones ? Mucho cuidado con esto, sobretodo en esta época de verano! O ¿ sabes que se ha detectado que muchos usurpadores de identidad utilizan estos medios para nutrirse de información ?   ¿Qué medidas podemos tomar para reducir el exceso de información digital personal? Algo importante  es mejorar las condiciones de privacidad  con cierta regularidad de nuestras redes . Y por supuesto,  limitar el acceso a nuestra información.  Evitar entrar en contacto con personas desconocidas, y desconfiar de todos aquellos intentos de comunicación sospechosos son dos de las medidas que debemos tener en cuenta.  Lo ideal es aceptar solamente solicitudes de amigos, conocidos o personas con las que tengas amigos en común en la vida real. Por otro lado, y usando el sentido común, publicar sólo lo que no te importe que la gente vea. Hay que tener en cuenta que todo lo que publiquemos es información que ofrecemos sobre nosotros. Dónde y con quien salimos, lo que nos gusta comer, cuando nos vamos de vacaciones etc...   Pero no todo es negativo en el uso de las redes sociales. Gracias a ellas puedes reencontrarte con un viejo amigo, o sentirte más cerca de  personas que tienes lejos.  Hemos dejado de olvidar los cumpleaños,  e incluso hemos conseguido que nuestro negocio crezca y llegue a mucha más gente. En definitiva, si realizamos un buen uso de ellas, las redes sociales pueden ser una herramienta muy útil. Sin embargo, si ves que su uso te ha hecho cambiar tus rutinas es hora de que pongas remedio. Piensa en el tiempo que pasas en las redes, guarda tu teléfono cuando te reúnas con amigos, desactiva las notificaciones, y sobretodo quítate de la cabeza esa necesidad de colgarlo todo. ¡Vivir las cosas es mucho más importante que mostrarlas ¡